Buscar:
Medicina para un presente espectacular y un futuro hermoso.

Una atenciónSobresaliente SobresalienteSobresaliente

En la consulta solo hay una norma: escuchar al paciente. Nadie como usted conoce sus deseos y anhelos. Así pues, cuéntenos lo que quiere y hagamos realidad esos sueños.

La Medicina como base.

Nuestro Trabajo Fin de Grado y Máster demostró que el empleo de toxina botulínica y ácido hialurónico en Medicina Estética son concluyentes en ciertas patologías psiquiátricas como la depresión para la mejoría en el estado de ánimo de los pacientes y su autopercepción.

La belleza está en lo sencillo.

La manera de crear algo grande es simplificar lo complejo.

Resultados de alto rendimiento.

Porque su satisfacción es el objetivo.

La tecnología médica del mañana aplicada para los resultados de hoy

ResultadosExtraordinarios ExtraordinariosExtraordinarios

Y para ello ponemos toda la técnica, toda la tecnología a tu servicio. Queremos que salgas de la consulta feliz, porque tu satisfacción es nuestra mejor carta de presentación.

Una belleza integral

En el cine, las películas no son buenas por tener dos escenas excelentes; es el conjunto el que hace funcionar la historia. Ese concepto lo compartimos con el de belleza: no hay bellezas parciales.

Una belleza del siglo XXI

Decía Schopenhauer que, la belleza es una carta abierta de presentación, que nos rinde de antemano el corazón de los demás. Y si bien creemos que esta afirmación, admite matices, somos claros defensores de potenciar la belleza natural de cada persona.

Armonía y Belleza

La armonía en la estética es el camino seguro hacia la elegancia y la sofisticación.

MEDICINA ESTÉTICA PROFESIONAL

Aquí te cuento más para potenciar tu salud y tu belleza.

Créeme, tener una piel sana es tener una piel bella.

El ácido glicólico

El ácido glicólico es un ingrediente común para el cuidado de la piel derivado de la caña de azúcar que se usa para exfoliar la piel y promover la renovación celular. Este ingrediente es uno de los alfa hidroxiácidos o AHA más populares, que son exfoliantes químicos derivados de la leche o el azúcar. Este compuesto tiene pequeñas moléculas que pueden penetrar eficazmente los poros para eliminar el sebo y las bacterias (para tratar el acné) y estimular la producción de colágeno.

El ácido glicólico es soluble en agua y actúa a nivel de la superficie de la piel para descomponer el “pegamento” que mantiene unidas las células de la piel y eliminar las células muertas para obtener una piel más suave y clara y un efecto hidratante o humectante.

Cuatro beneficios del ácido glicólico

Éstos son algunos de los beneficios del ácido glicólico.

1. Estimula el crecimiento de colágeno. Las pequeñas moléculas del ácido glicólico pueden penetrar la piel y estimular la producción de colágeno debajo de la superficie de la piel, mejorando la apariencia de las cicatrices del acné o la piel con hoyuelos.
2. Tiene propiedades antienvejecimiento. Aunque el ácido glicólico es técnicamente un ácido, también es un humectante, que son productos que absorben la humedad. Esto ayuda a dar volumen a la piel y reducir la apariencia de líneas finas y arrugas.
3. Ayuda a eliminar el acné. El ácido glicólico es un exfoliante que elimina las células muertas de la piel, permitiendo que la piel respire y se renueve. El uso constante de ácido glicólico puede aliviar el exceso de grasa y sebo de los poros, lo que ayuda a controlar los brotes. El ácido glicólico también puede ayudar a prevenir la aparición de puntos negros, puntos blancos y espinillas.
4. Unifica el tono de la piel. Las exfoliaciones y tratamientos con ácido glicólico pueden ayudar a minimizar los poros y rejuvenecer la piel. También puede ayudar a reducir la hiperpigmentación, el daño solar, el melasma o las manchas oscuras.

Yo, en concreto, soy un fan declarado del ácido glicólico al 8% porque he comprobado resultados espectaculares en muy poco tiempo. En concreto uso una crema formulada por mí y que, hasta el momento, me está dando unos resultados extraordinario: LuminaDerme Elegance.

LuminaDerme Elegance [ácido glicólico al 8%]
Ácido Glicólico al 8%
€44.00
€6.00 (envío)
Total: €50.00

Tratamiento con ácido glicólico
Reduce líneas finas y arrugas, mejora la piel: ÁCIDO GLICÓLICO

¿Qué es y para qué sirve el ácido glicólico? ¿Cómo puedes incluirlo en tus rutinas de belleza?

Ácido glicólico

El ácido glicólico es un tipo de alfa-hidroxiácido (AHA) que se extrae de la caña de azúcar. Tiene propiedades exfoliantes y se utiliza para tratar diversos problemas cutáneos. En el contexto de la medicina estética, el ácido glicólico es conocido por sus beneficios en la mejora de la textura de la piel, la reducción de líneas finas y arrugas, así como en la disminución de manchas y pigmentación irregular.

Tratamiento con ácido glicólico
Tratamiento con ácido glicólico, la mejoría a las 3 semanas es evidente.

LuminaDerme Elegance [ácido glicólico al 8%]
Ácido Glicólico al 8%
€44.00
€6.00 (envío)
Total: €50.00

Hilos tensores, ¿pero qué son?

Los hilos tensores faciales son una técnica innovadora y mínimamente invasiva de rejuvenecimiento facial que se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años. En este artículo, discutiremos qué son los hilos tensores faciales, cómo funcionan y quiénes son buenos candidatos para este procedimiento.

¿Qué son los hilos tensores faciales?

Los hilos tensores faciales son suturas especiales que se insertan en la piel y los tejidos subcutáneos de la cara y el cuello para levantar y tensar la piel. Estas suturas están hechas de material biocompatible y reabsorbible, como el ácido poliláctico o el polidioxanona (PDO), un material biocompatible que se utiliza comúnmente en la cirugía cardíaca. Una vez insertados, los hilos activan la producción de colágeno natural del cuerpo, lo que ayuda a tensar y levantar la piel aún más con el tiempo.

¿Cómo funcionan?

El procedimiento comienza con la aplicación de anestesia local en las áreas donde se colocarán los hilos. Luego, se insertan las suturas debajo de la piel utilizando una aguja guía. Los hilos se fijan en su lugar y se tensan para levantar la piel y crear un efecto de tensión. A medida que se insertan más hilos, se crea un efecto de red que sostiene la piel y la levanta en una dirección deseada. La mayoría de los hilos tensores faciales tardan de 30 a 60 minutos en colocarse, y los pacientes pueden regresar a sus actividades normales en unos pocos días.

Hilos tensores faciales

¿Quiénes son buenos candidatos para los hilos tensores faciales?

Son una excelente opción para pacientes que buscan un rejuvenecimiento facial natural y mínimamente invasivo. Los candidatos ideales para los hilos tensores faciales son personas que tienen una piel ligeramente laxa o caída en la cara y el cuello, pero que no están listas para una cirugía plástica más invasiva, como un lifting facial. También pueden ser una buena opción para pacientes que han tenido un lifting facial en el pasado y están buscando un mantenimiento adicional.

Es importante tener en cuenta que los hilos tensores faciales no son adecuados para todos los pacientes. Los pacientes con una gran cantidad de piel excesiva o que tienen una cantidad significativa de flacidez facial no serán candidatos ideales para este procedimiento.

¿Cuánto tiempo duran los resultados?

Los resultados de los pueden durar de 12 a 18 meses, dependiendo del tipo de sutura utilizado y la cantidad de hilos que se colocan. A medida que se reabsorben los hilos, el colágeno natural producido por el cuerpo ayudará a mantener la piel levantada y tensa.

En resumen, los hilos tensores faciales son una técnica innovadora y mínimamente invasiva para levantar y tensar la piel facial y del cuello. Los pacientes que buscan un rejuvenecimiento facial natural y no invasivo pueden ser buenos candidatos para este procedimiento. Si está considerando los hilos tensores faciales, es importante consultar con un médico estético.

¿Qué diferencia hay entre la tretinoína (ácido retinoico) y el retinol?

Vamos a empezar por aclarar un concepto que mucha gente pregunta: ¿es lo mismo tretinoína y retinol? La respuesta corta es NO. ¿Y es lo mismo la tretinoína y el ácido retinoico? La respuesta corta es .

Lo voy a explicar. La tretinoína y ácido retinoico son términos que se refieren al mismo compuesto químico, el cual es un derivado de la vitamina A. La tretinoína es el nombre genérico del compuesto, mientras que el ácido retinoico es su nombre sistemático de acuerdo con la nomenclatura química.

En términos prácticos, la tretinoína y el ácido retinoico se usan indistintamente para referirse a la misma sustancia, que es ampliamente utilizada en dermatología para tratar el acné y otras afecciones de la piel, así como para reducir la aparición de arrugas y mejorar la apariencia de la piel en general.

Es importante tener en cuenta que el ácido retinoico puede tener efectos secundarios y debe ser utilizado bajo la supervisión de un médico o dermatólogo. Vamos, que te lo tienen que recetar.

Y ahora a lo importante: ¿en qué se diferencia el ácido retinoico del retinol?

El ácido retinoico y el retinol son ambos derivados de la vitamina A y se utilizan comúnmente en productos para el cuidado de la piel. Sin embargo, hay algunas diferencias importantes entre ellos.

El ácido retinoico es un medicamento que se prescribe comúnmente para el tratamiento del acné y las arrugas. Es un retinoide de uso tópico que actúa sobre la piel para mejorar la renovación celular, reducir la producción de sebo y aumentar la producción de colágeno. El ácido retinoico es más potente que el retinol y puede ser más efectivo para tratar afecciones graves de la piel. Sin embargo, también puede causar irritación y sensibilidad en la piel, especialmente al principio del tratamiento.

O sea, por aclarar más: la principal diferencia entre el ácido retinoico y el retinol es que el ácido retinoico es un compuesto activo de la vitamina A que se utiliza en medicamentos y cremas recetadas por dermatólogos para tratar problemas de la piel como el acné y el envejecimiento. Este funciona al aumentar la renovación celular y reducir la producción de sebo en la piel, lo que ayuda a reducir la inflamación y mejorar la apariencia de la piel.

Ácido retinoico
Molécula de ácido retinoico

Retinol: el primo débil del ácido retinoico.

Por otro lado, el retinol es un derivado más suave de la vitamina A que se encuentra comúnmente en productos cosméticos de venta libre, y se utiliza para tratar el envejecimiento de la piel y mejorar su apariencia general. Aunque el retinol es menos potente que el ácido retinoico, también puede ayudar a aumentar la renovación celular y reducir la aparición de arrugas y líneas finas.

Molécula de retinol
Molécula de retinol

Como acabo de escribir, el retinol, por otro lado, es un ingrediente común en muchos productos para el cuidado de la piel. No es un medicamento. Es un antioxidante que se convierte en ácido retinoico una vez que se aplica a la piel. Al igual que el ácido retinoico, el retinol también mejora la renovación celular y la producción de colágeno, lo que puede ayudar a reducir la apariencia de arrugas y líneas finas. Sin embargo, y como he repetido varias veces, el retinol es menos potente que el ácido retinoico y puede tardar más tiempo en mostrar resultados.

Cuidado de la piel: el órgano más grande de tu cuerpo.

Pues sí, la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. De hecho entre el 15 y el 20% de nuestro peso viene de la piel. En fin, tras esta curiosidad que solamente es un dato de esos que no sirven de nada, salvo ganar una tarjeta en Trivial Pursuit, vamos a lo importante.

Fotografía de Shiny Diamond

Seis productos que son necesarios para el cuidado de la piel.

Lo sé, lo sé, hay una amplia variedad de productos para el cuidado de la piel disponibles en el mercado. Al elegir productos para cuidar la piel, es importante considerar tu tipo de piel, necesidades y objetivos específicos. Aquí te dejo una lista de algunos productos comunes que pueden ser útiles para el cuidado de la pie. He escogido productos económicos por una razón: existe poca evidencia científica a favor o en contra de usar tal o cual producto. Vamos a ello.

    • Limpiador facial: Un limpiador facial es esencial para eliminar la suciedad, el maquillaje y el exceso de grasa de la piel. Te recomiendo utilizar un limpiador suave que no elimine la hidratación natural de la piel.

    • Tónico facial: Un tónico facial ayuda a equilibrar el pH de la piel y a prepararla para la aplicación de otros productos. Los tónicos también pueden proporcionar hidratación y reducir la apariencia de los poros. Ojo, digo reducir la apariencia, no digo eliminarlos. ¿Por qué? Pues porque es imposible eliminar el poro. No te dejes engañar: puedes reducir su tamaño, pero no eliminarlo.

    • Hidratante: Un buen hidratante es fundamental para mantener la piel suave y flexible. Los hidratantes pueden ayudar a prevenir la sequedad y las arrugas.

    • Protector solar: La protección solar es esencial para prevenir el daño causado por los rayos UV. Los protectores solares con un factor de protección solar (FPS) de 30 o más son ideales.

    • Exfoliante: Un exfoliante ayuda a eliminar las células muertas de la piel, lo que puede mejorar la apariencia de la piel. Te recomiendo utilizar un exfoliante suave y no hacerlo con demasiada frecuencia. ¿Cuándo hacerlo? Si tienes la piel grasa, una vez a la semana, de lo contrario, una vez cada quince días.

  • Mascarilla facial: Las mascarillas faciales pueden proporcionar una variedad de beneficios para la piel, como hidratación, luminosidad y reducción del enrojecimiento. Hay muchas opciones disponibles, desde mascarillas de arcilla hasta mascarillas de hoja.

Como verás, un buen cuidado de tu piel no está reñido con un precio adecuado a los tiempos que nos ha tocado vivir. ¿Y tú? ¿Usas algún producto más? ¡Cuéntame!

La importancia de conocer la anatomía facial.

Para mí, como médico estético, es de vital importancia mantenerme al día en el conocimiento de la anatomía facial. En realidad es el único modo de minimizar el riesgo al realizar procedimientos. Ya lo decía mi admirado y recordado profesor, el reputado Catedrático de Anatomía, doctor José Francisco Rodríguez Vázquez: la anatomía hay que estudiarla diariamente, porque se olvida.

Con objeto de mantenerme al día, procuro repasar algunos atlas de anatomía y seguir las indicaciones del maestro Tim Pearce, que se resumen en los siguientes puntos.

Comprensión de la anatomía labial

El primer problema con los labios se encuentra en el desconocimiento de la posición que ocupa la arteria labial superior. Los libros nos muestran rutinariamente la arteria extendiéndose ligeramente por encima o dentro del borde bermellón, que se encuentra debajo del músculo orbicular de la boca (60% de las veces). Pero, en ocasiones, la arteria se sitúa dentro del músculo ( 35% ), y ocasionalmente por encima ( 5% ). Es más, entre un 2-3% de la población tiene una arteria pulsante en el borde húmedo y seco del labio.

Comprender la anatomía de la barbilla.

La anatomía de la barbilla puede llegar a ser complicada. En realidad no es tan fácil de tratar como se podría pensar. Hay dos vasos principales a tener en cuenta al inyectar la barbilla para un procedimiento de aumento: la arteria mentoniana y la arteria submentoniana. Naturalmente también debe tener en cuenta la arteria labial inferior al acercarse a este área. Sin embargo, el enfoque principal lo mantengo siempre en la arteria submentoniana.

La arteria submentoniana se origina como una rama colateral y cervical de la arteria facial, que corre bajo la mandíbula y se curva para suministrar sangre a la parte anterior de la barbilla. Y no solo eso, además, la arteria submentoniana  suministra riego a algunas estructuras muy importantes en el cuello a medida que lo atraviesa. En algunas personas existe una anastomosis entre la arteria sublingual y la arteria submentoniana, lo que podría complicar su localización.

Es importante tener en cuenta este aspecto de la anatomía porque, si estás inyectando grandes volúmenes de productos de relleno, algo común en el aumento de mentón, en teoría, podrías afectar el suministro de sangre a la lengua si se ocluye o compromete la arteria submenoniana.

En resumen, inyectar el rostro de un paciente no es algo que se pueda hacer sin tener clara, tremendamente clara, la anatomía facial. El riesgo de ocluir una de las arterias existe pero podemos reducirlo considerablemente con un conocimiento exhaustivo de la zona.

 

Trabajamos solo con las mejores marcas de dermocosmética médica a nivel mundial para obtener unos resultados extraordinarios.

Porque no admitimos resultados mediocres, no usamos productos mediocres.