Fotolia_56324190_XS_1

Indicaciones en medicina estética:

  • Mejorar el aspecto físico, calidad de la piel.
  • Disminuir o eliminar la reacción inflamatoria asociada.
  • Prevenir o mejorar la aparición de cicatrices del acné.
  • En caso de secuelas del acné, tratamiento específico para mejorar una uniformidad de la piel y su aspecto físico.

Acné, qué es y como se trata.

El acné afecta a casi el 85% de la población joven, suele ser más grave en hombres que mujeres.

Es una enfermedad multifactorial aunque existe un componente genético y predisposición familiar.

Existen factores principales para la aparición del acné:

  • Queratinización folicular.
  • Andrógenos.
  • Propionibacterium acnes.

Los comedones (tapones foliculares) evitan el drenaje del sebo producido en las glándulas sebáceas, los andrógenos estimulan la producción del mismo y la lipasa bacteriana del P. acnes convierte esos lípidos en ácidos grasos, formando mediadores proinflamatorios y produciendo una respuesta inflamatoria y/o de cuerpo extraño. Si ocurre una inflamación intensa en dicho proceso pueden aparecer las cicatrices del acné dejando una secuela definitiva.

Pueden aparecer distintos tipos de lesiones desde comedones (puntos negros) hasta cicatrices con atrofia y depresión de la piel o cicatrices hipertróficas llegando hasta queloides.

El diagnóstico es puramente clínico, sólo se solicitaran exámenes complementarios para realizar un diagnóstico diferencial.

En medicina estética profesional encontrará un tratamiento médico adecuado en función a la severidad del acné, incluso aunque su dermatólogo le haya prescrito isotretioína (Roacutan) u otros tratamientos tópicos o orales.

Whatsapp        691.061.061